Comunidades, usuarios, alcaldías, organizaciones y gremiales de la Industria de la construcción, participaron hoy en la rendición de cuentas del FOVIAL.

En 2015, el FOVIAL dio mantenimiento a 6,384 kilómetros de la red vial prioritaria mantenible. Esto se tradujo en cerca de 3,170 empleos directos y 12,680 empleos indirectos, así como una inversión de $102.4 millones y con una capacidad de contratación de $151 millones. De ellos, destinamos $48 millones al mantenimiento rutinario, dimos mantenimiento periódico a 28.7 kilómetros, se señalizaron más de 152 kilómetros y se atendieron cerca de 40.7 kilómetros con material reciclado.

La participación empresarial fue clave para la ejecución de proyectos. Durante el periodo se contrató un 64.17% que corresponde al sector micro empresas, un 17.50 %a la pequeña empresa, 14.17 % a la mediana y 4.17 % a la gran empresa. El FOVIAL a través de la implementación del proceso de calificación contribuye a la distribución de los contratos, lo que refleja un incremento de 42 empresas contratadas en 2006 a 120 en 2015.

El FOVIAL es de las instituciones más auditadas anualmente. Son siete las auditorías que se ejecutan, dentro de las cuales se encuentra la de AENOR, empresa internacional que certifica todos los procesos de calidad. En el periodo no se reportaron hallazgos u observaciones negativas.

En temas de administración de fondos, la ley faculta al FOVIAL ejecutar el 5% de gastos operativos; sin embargo con la implementación de la Política de Austeridad 2015 se cerró con el 3.3 %, destinando el 96.7 % a inversión.

Además, en 2015 – 2016, se entregaron importantes obras como la modernización de los corredores logísticos nacionales y centroamericanos: habilitación de la ruta binacional Chalchuapa – Jerez y modernización de vía Sonsonate – Puerto Acajutla. También se ejecutaron obras claves para la conexión de municipios con el desarrollo en el interior del país: Ampliación de la entrada a San Miguel que incluyó el puente Ochoa, rescate de las vías El Sauce en La Unión, rescate de la ruta al municipio de Agua Caliente, Chalatenango, rescate de la vía Cerro Verde, ruta La Canoa – El Zamorano en Jiquilisco. A este esfuerzo se suma la modernización del puente San Ramón en el kilómetro 80 de la carretera del Litoral, modernización de drenaje en caja cuádruple, carretera de Oro, río Las Cañas, habilitación de carril en km 25 siempre en la carretera de Oro.

707 suman las cárcavas eliminadas por MOP – FOVIAL desde el 2009 que amenazaban vías pero además vidas y comunidades.

En el área metropolitana se entregó el nuevo paso multinivel en el redondel Naciones Unidas, se renovaron tres de las principales vías de la capital: la 1ª y 3ª calle poniente – oriente, 8ª avenida norte – sur, entre otras dentro del programa de mantenimiento rutinario que se extendió a la atención de rutas urbanas en San Salvador, San Miguel y Santa Ana.

Entre los nuevos desafíos, el FOVIAL se plantea garantizar la sostenibilidad de la red vial prioritaria mantenible, con énfasis en dinamizar la política de calidad, movilidad, conectividad, logística y competitividad a través de la inversión de $112 millones, generando 3,200 empleos.

Esto incluye la finalización de las obras emblemáticas que están transformando el país y la capital, como el túnel Masferrer, el inicio de obras en nuevo paso a desnivel en zona conocida como Rancho Navarra.

Dentro de la planificación estratégica se plantea la modernización y el mejoramiento de la carretera al Puerto de La Libertad, el mejoramiento y ampliación de la avenida Roosevelt en San Miguel, la atención de emergencias y el mantenimiento rutinario a nivel nacional.